Editorial B.N.P.A.

13 de Junio del 2017


BREVES ANTECEDENTES DE LA B.N.P.A.

La Bolsa Nacional de Productos se creó en el año 1986 mediante Registro Oficial No. 347 como parte de un proceso llamado el nuevo sistema nacional de comercialización. En dicha época la ENAC se encargaba del almacenamiento y la comercialización, especialmente de arroz, maíz y soya. Para incentivar a los productores el Estado fijaba un precio oficial y otorgaba líneas de crédito a través del Banco Nacional de Fomento y la banca privada para la producción los principales mecanismos eran los fondos financieros y bonos de fomento agropecuario para operaciones de corto y largo plazo respectivamente. Para el financiamiento de la comercialización al sector privado el mecanismo crediticio utilizado eran las denominadas aceptaciones bancarias.

Entre 1984 y 1985 se evidenciaron las graves falencias que existían con la intervención de la ENAC, esto dio como resultado que en 1986 se creara la B.N.P.A., la cual se inició con un grupo de 36 promotores a nivel de campo, quienes eran los encargados de difundir el nuevo Sistema de Comercialización, y promover el Certificado de Depósito como instrumento fundamental para la comercialización y financiamiento de las cosechas.

Para lo cual se estableció contacto con la Bolsa Nacional Agropecuaria de Colombia para aprovechar la experiencia en dicho país, como un sistema eficiente y confiable en la comercialización de productos agropecuarios.

Para la operación del nuevo sistema de comercialización se utilizaron las plantas de silos que tenía la ENAC, en Quevedo, Daule, Ventanas, etc. para ser parte de la almacenera ALMACOPIO que fue creada para dichos fines por el Estado donde el productor entregaba la cosecha de arroz – maíz o soya y a cambio se le entregaba un Certificado de Depósito que luego era negociado a través de la Bolsa de Productos. En la operación intervenía la ENAC, comprando a través de la Bolsa y de esta manera actuaba como regulador de los precios establecidos de esos productos. A través de este mecanismo los productores accedieran a las almaceneras para obtener sus Certificados de Depósito y asegurar el precio vendiendo en Bolsa.

Con la creación de la Ley de Almacenes de Depósito, varios bancos crearon su almacenera; Banco del Pichincha creó ALMESA, quienes alquilaban las plantas de CEDEGE; ALMAGRO del Banco del Pacífico que tenía la planta principal en Durán; Banco Continental ALMACONTI ; estaban además ALMAQUIL y ALMAUNION. Un factor importante sobre la emisión de estos Certificados fue la confianza por parte de la banca privada para motivar e impulsar la creación de estas almaceneras, siendo la Bolsa un actor fundamental ya que al negociar no en físico, sino en Certificados de Depósito promovió el financiamiento de la comercialización.

Con respecto al cacao, en el periodo de 1984 a 1988 el Estado para incentivar la industrialización del cacao se crearon los Certificado de Abono Tributario (CAT), que consistía en que al industrial exportador de un derivado de cacao por un determinado valor, el Estado le reembolsaba un porcentaje sobre el mismo, lo que motivó que muchos exportadores de cacao en grano se convirtieran en industriales, esto creó conflictos entre los exportadores de cacao en grano. Con el propósito de solucionar las pugnas dentro del sector los Ministerios de Agricultura e Industrias acordaron crear un mecanismo para que los lotes de cacao a ser exportados se registraren en ruedas de Bolsa, estableciéndose las operaciones de registro de cacao en Bolsa. Los ingresos producto de la comisión de estas operaciones permitieron a la BNPA realizar inversiones en Centros de Acopio, formación de Corredores, etc. Factores de índole político y no técnico eliminaron este tipo de operaciones.

En el periodo entre 1992 – 1996 la política de privatización desmanteló el apoyo estatal en el sector agropecuario, en particular con respecto a la Bolsa de Productos debilitó los controles que debían ejecutarse con las almaceneras, quienes emitieron Certificados de Depósito en bodegas propias y abusando de las denominadas bodegas de campo. Esto derivó a que se emitan Certificados inorgánicos, es decir sin el debido sustento del físico. En aquella época debido a la falta de control de los respectivos organismos del estado, la ENAC fue perjudicada con más de 700.000qq de arroz, destruyendo el sistema de comercialización basado en la emisión de los Certificados de Depósito.

Considerando que es fundamental encontrar vías de solución al problema de la comercialización agropecuaria, la BNPA ha invertido en una plataforma tecnológica que permite realizar las transacciones de compra-venta de productos en línea a través de medios digitales. Así mismo se debe crear un nuevo instrumento que reemplace a los Certificados de Depósito y que podría denominarse Título de Comercialización Agropecuaria (TCA) para lo cual es necesario contar con los respectivos controles que generen confianza en los participantes. Los diversos actores, estado – productor – comerciantes – agroindustrias – Instituciones financieras públicas y privadas deben viabilizar el mecanismo promoviendo los incentivos de inversión y confianza que aseguren la sostenibilidad del sistema.